5 cuidados básicos para tus uñas

Por 13 octubre, 2017Cuida tus manos, Sin categoría

El frío empieza a ser protagonista de nuestros días y sobre todo nuestras noches, los labios se resecan, las gargantas también… ¿Sabes qué otra parte del cuerpo hay que hidratar muy bien en invierno? Las manos. Y al igual que estas, las uñas también. Nuestra dichosa carta de presentación que inevitablemente dice mucho sobre nosotros y nuestro cuidado personal. Además, son un instrumento para todo, con ellas manipulamos objetos, nos relacionamos en otros ámbitos (nuestro entorno más íntimo, relaciones sociales…)Suele pasar que nos olvidamos de las manos, en verano no las protegemos con crema solar y en invierno las maltratamos casi en la misma medida. Existen unos cuidados básicos para mantener unas manos a la altura de lo que se merecen, igual que existen unos cuidados para las uñas:

  1. Hidratar las uñas: al igual que el resto del cuerpo, las manos y uñas también necesitan estar hidratadas para estar sanas y fuertes. Esta hidratación se puede conseguir con cremas especiales para manos y uñas, haciendo baños en aceite de oliva, o similares, y masajeándolas con los productos anteriores.
  2. La alimentación es un gran factor: como en la gran mayoría de nuestro organismo la alimentación tiene un gran protagonismo. La falta de algún alimento o vitamina puede reflejarse en nuestras uñas. Generalmente una alimentación rica en vitaminas A y B, y zinc puede ayudar a endurecer las uñas frágiles. Para ello se recomienda una dieta con presencia de cereales, tomates, pimientos rojos, zanahoria, nueces, almendras, lácteos y pescados.
  3. ¡Cuidado con la humedad! La humedad en las uñas puede potenciar la aparición de hongos en estas y deteriorarlas. Por ejemplo cuando se vaya a fregar se recomienda utilizar guantes.
  4. ¿Cortar y limar? Es preferible utilizar lima que tijera, pero en caso de tener que utilizar tijeras hazlo siempre con una apropiada o con un cortauñas apropiado y siguiendo la forma de la cutícula, o lo que es lo mismo, la forma natural de tus uñas. Cuando se van a cortar es mejor hacerlo después de la ducha, para que las uñas estén reblandecidas y no sea complicado cortarlas.  Si lo que vas a utilizar es una lima hazlo con una de cartón o de metal, el limado será menos agresivo.
  5. Dales un respiro: es cierto que unas uñas bien pintadas pueden favorecer la mano pero de vez en cuando es mejor dejarlas sin esmaltar y sin tratamientos. La uña necesita respirar y estar natural. Además expertos advierten que pintarlas y desmaquillarlas más de una vez por semana puede considerarse maltratar las uñas.

Que estos cinco cuidados básicos te ayuden a tener una carta de presentación impecable, sana y presumible.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies