¿Campamento de verano? ¡No te olvides de Raylex!

Por 30 Junio, 2016infantil, Raylex

Al finalizar el curso escolar los campamentos de verano están a la orden del día. Campamentos en la montaña, en la playa, con animales, temáticos, deportivos… Un sinfín de opciones para los gustos de cada uno. Duran desde unos pocos días hasta varias semanas, pero estos largos períodos no tienen por qué suponer un problema si el niño o niña se encuentra en pleno Reto Raylex.

Con la emoción del momento puede ser muy fácil olvidarse de aplicárselo, no obstante si les enseñamos que este proceso es parte de su rutina diaria, al igual que lavarse los dientes, la cara, o las manos, ellos mismos se sentirán partícipes de este proceso y les costará menos.

El formato “tipo rotu” de Raylex permite fácilmente su transporte: en una mochila, bolso, riñonera, da igual, es pequeño y cómodo de llevar. Además  su estructura de plástico duro le hace resistente a caídas y golpes sin que se rompa, perfecto para el ajetreo y movimiento propios de los campamentos.

Raylex

Junto al entusiasmo de irse fuera y estar lejos de casa seguramente la manía de morderse las uñas no estará tan a flor de piel como cuando se encuentran en casa, por ello el campamento puede ser un buen momento para dar un empujón al Reto Raylex y borrar la onicofagia de su vida. Raylex no solo ayudará a que dejen de morderse las uñas sino que también puede contribuir a fortalecerlas favoreciendo su crecimiento gracias a la biotina que contiene; asimismo es muy fácil de aplicar y podrán emplearlo sin la ayuda de un adulto.

El sabor amargo del producto, proveniente del denatonio y el extracto de pomelo, no se transmite a los alimentos si se aplica correctamente, pero no se va fácilmente de las uñas puesto que lo absorben. Si se tienen en cuenta las 3 claves para usar bien el producto (aplicar en el borde superior de la uña; no tocar la piel; y una sola pasada) cuando toquen en el campamento comidas como pizzas, bocatas o helados (consumidos con las manos), no debería ser un problema.

 

De esta manera llevarse Raylex de viaje al campamento de verano puede “pintar” muy bien si se tienen en cuenta estas recomendaciones; no sólo será un gran impulso para acabar con la mala costumbre de morderse las uñas sino que puede lograrse de una manera divertida, amena y desde su propia voluntad.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies