¿Cómo afecta la onicofagia a tu sonrisa?

Por 30 Septiembre, 2015Belleza, Salud

Ya hemos dejado claro que comerse las uñas no es saludable, pero ¿tiene consecuencias en mi estética dental?

A todos nos gusta gozar de una buena salud bucal y lucir una bonita sonrisa, y es que aunque no nos demos cuenta, en edades infantiles llegamos a sonreír hasta más de 200 veces cada día, para bajar a una media de 25 sonrisas al día en edad adulta ¡que no son pocas!

sonrisa onicofagia

Veamos algunas de las principales consecuencias de la onicofagia en nuestra sonrisa:

  • Para empezar tenemos que hablar del desgaste prematuro en la mayoría de los casos de los dientes incisivos centrales y de su esmalte, para más señas son los dientes que más se ven al sonreír. Tiene lógica, ¿verdad? Todos los días usándolos reiteradamente para intentar morderte las uñas tiene que generar un desgaste extra para los dientes.

 

  • El gesto repetitivo a diario de morderte las uñas trae también sus consecuencias a las encías y al paladar, concretamente los deforma generando un desequilibrio en la boca que puede traer consigo la modificación de la mordida.

 

  • ¿Tienes fundas o empastes? Entonces mejor que dejes cuanto antes de morderte las uñas, ya que el continuo mordisqueo provoca deterioros en todas las restauraciones estéticas de nuestra boca.

 

  • Por muy cuidadosos que seamos con nuestra higiene, las manos están todo el día expuestas a gérmenes, bacterias, etc. y no digamos ya las uñas. Cada vez que nos las mordemos, estamos introduciendo en nuestra boca microorganismos potencialmente dañinos que pueden generar gingivitis, inflamación de las encías y otra serie de problemas.

 

  • Otra consecuencia muy común es la del aumento de caries, ya que a largo plazo la onicofagia provoca una pérdida de sustancias en nuestros dientes que los dejan más expuestos a la placa bacteriana.

 

Nos parece una lista de consecuencias más que suficiente como para tomarnos la onicofagia en serio, dejar de una vez por todas esa mala costumbre de mordernos las uñas y empezar a cuidar nuestra salud bucal, algo que repercutirá directamente en la belleza de nuestra boca y nuestra sonrisa.

Con una buena salud bucal y una bonita sonrisa seguro que nos animamos a sonreír más de 25 veces al día y nos acercamos a las 200 sonrisas de los niños.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies