Cómo ayudar a tu hijo a dejar de morderse las uñas

Por 12 Enero, 2017Raylex, Salud

Cada mes de enero, tras dos semanas de largas vacaciones, los peques deben volver a la normalidad del cole o la guardería como el resto de los mortales. Aunque para los padres y madres este es un momento deseado después de dos semanas de actividades y jolgorios en casa, estar lejos de los progenitores y tener que volver a lidiar con las actividades del día a día puede crear desequilibrio en su estado de ánimo y hacerles sentirles más nerviosos de lo común.

En estos momentos de nerviosismo, es común que los peques opten por prácticas que les hagan sentir cierta satisfacción o sensación de relajación en la que se puedan respaldar para sentirse más seguros. El hábito nervioso más repetido entre los niños y niñas es de la onicofagia o hábito de morderse las uñas. El origen de esta costumbre es una extinción inadecuada de la costumbre de chuparse el dedo que comparten muchos bebés, pero debemos prestar atención a estos a estas prácticas que pueden indicar la existencia de conflictos emocionales.

Aunque en la mayoría de los casos esta costumbre desaparece con la edad. Es importante que tratemos de atajar esta costumbre de raíz ya que puede entrañar riesgos en el desarrollo de las uñas, puede provocar infecciones en las encías, perjudicar el desarrollo y crecimiento dental e incluso, generar problemas de autoestima e inseguridad por motivos estéticos.

Para tratar de atajar esta poco saludable práctica debemos en primer lugar, identificar aquellas situaciones en las que nuestro peque opta por llevarse las manos a la boca y morderse las uñas. Los castigos, las regañinas o hacerle sentir avergonzado por su comportamiento no es una táctica adecuada ya que puedes agravar su estado de nerviosismo e inseguridad y puede llegar a rebelarse cuando se trate de adolescentes.

Una vez hayamos identificado estos episodios, debemos tratar de darle opciones que le mantengan ocupado/a para que no caigan en la tentación de morderse las uñas.  Hacer ejercicio no está de más para que pueda canalizar su energía y se olvide de sus uñas.

Otra manera de ayudarles a inhibir las ganas de llevarse las manos a la boca y devorar sus uñas es optar por productos disponibles en farmacias especialmente desarrollados para abandonar este hábito como es el aplicador Raylex.

App RaylexEl aplicador Raylex a base de extracto de pomelo y denatonio profiere un sabor amargo a las uñas que frena el deseo de morderse las uñas.  Además, se combina con una App móvil gratuita que te recuerda cuando aplicártelo y te da consejos para que el proceso sea más llevadero.

5Su cómodo formato rotulador permite una aplicación precisa y permite llevarlo a cualquier parte y lo más importante, permite que tu peque se implique en el proceso y arraigue la costumbre de aplicárselo llevándolo consigo en la mochila o en el estuche de clase. No obstante, debemos recordarle que no se trata de un juguete para compartir con sus compañeros. Raylex es apto para niños y niñas a partir de 3 años

¡Ayuda a tu peque a que deje de morderse las uñas con el método Raylex!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies