Como curar o disimular uñas en mal estado

Por 14 Enero, 2016Cuida tus manos, Salud

Las manos al igual que nuestra cara son una parte visible de nuestro cuerpo que dice mucho de nosotros. Por lo tanto, el mantenimiento y cuidado de estas partes del cuerpo resulta esencial, es decir, al igual que nos damos una generosa capa de maquillaje cuando nos sale un grano, debemos tener recursos que nos ayuden a disimular las imperfecciones de nuestras capas ungueales.

Los males más comunes son que se te rompa una uña, que se amorate o que se encarne. ¿Cómo podemos o curar, o simplemente, disimular estas lesiones?

Uña rota

Hay muchos motivos por los que se nos puede romper una uña: enganchones, golpes, etc. Generalmente, suele ocurrirnos en el peor de los momentos, justo en esa ocasión en la que queremos lucir uñas largas. ¡Vísteme despacio que tengo prisa!

Aunque tengas el tiempo justo existen medios para arreglar o al menos tratar de disimular una uña rota.

Como curar o disimular uñas en mal estadoUna de las opciones más rápidas es limar la uña rota hasta que quede con una forma bonita y recortar el resto para que al menos, aunque no puedas lucir uñas largas, queden uniformes y bonitas. Si te ocurre fuera de casa y no tienes una lima a mano alíate con tu pantalón vaquero, aunque no sea la mejor solución, al menos te sacará del apuro.

Si te apasionan las uñas largas, y te empeñas en llevarlas largas siempre puedes comprar unas uñas postizas. Tienes diversas opciones como las acrílicas, de porcelana o las de gel aunque ¡ojo! con estas últimas porque su uso continuado puede llegar a ser perjudicial.

Una buena manera de disimular la uña rota es mediante un conocido remedio casero, usando un trozo de papel higiénico o una bolsita de té vacía y cortándolo con la forma de tu uña. Tras limpiar la uña rota con alcohol, sécala bien y añade un poco de pegamento de uñas. Coloca encima el trozo de papel que hayas cortado y vuelve a aplicar pegamento,  déjalo secar. Por último, límala cuidadosamente para eliminar impurezas y píntala con esmalte transparente para que el acabado sea más fino y profesional.

Uña morada

Cada vez que nos damos un golpe en las uñas nos vienen dos cosas a la cabeza. Primero,  el dolor del propio golpe y por otro, la horrible imagen de nuestra uña amoratada. Al golpearnos las uñas se produce un sangrado bajo las uñas denominado como hematoma subungueal.

Cómo curar o disimular uñas en mal estadoEstas pequeñas lesiones son más frecuentes de los que creemos. Estos golpes, además, pueden llegar a dañar la raíz de la uña, alterando su crecimiento e incluso, puede desencadenar en hemorragias internas que afeen las puntas de nuestros dedos. Aunque de manera temporal,  ya que a medida que las nuevas capas vayan creciendo desaparecerá el moratón. En caso de que el golpe recibido sea fuerte la uña podría desprenderse y deberemos esperar a que vuelva a crecer.

Una buena manera de acelerar su recuperación es sumergiendo el dedo lastimado en una infusión de manzanilla caliente. ¡Cuidado, no te quemes! La manzanilla es un sedante natural que disminuirá la inflamación y el dolor del golpe.

Uña encarnada

Como curar o disimulñar uñas en mal estadoCuando no prestamos la suficiente atención al estado de la uñas o las cortamos de mala manera  puede que se nos encarnen. Si se encarna levemente, el mejor remedio consiste en poner el dedo en remojo hasta que se ablande e intentar levantarla con suavidad con una pinza desinfectada, colocando algodón humedecido con agua justo debajo de la uña.

Si quieres aliviar las molestias y la hinchazón que producen las uñas encarnadas, existen diferentes remedios naturales. Uno de los más populares es aplicar un poco de jugo de cebolla en la uña, aprovechando sus propiedades antiinflamatorias.

Otra opción a tener en cuenta es el uso del ajo. El ajo es un antiséptico natural  que aliviara los síntomas. Puedes probar refregando medio diente de ajo por la zona afectada o bien machacar un diente de ajo y dejarlo reposar sobre la uña durante 20 o 30 minutos.

Otro remedio natural consiste en aplicar aceite de árbol de té, comúnmente empleado para prevenir infecciones y tratar lesiones. Bastará con verter el aceite en la uña, dejando que penetre bien en la piel y cumpla con su función.

En caso de que la lesión se agrave, se infecte o se inflame en  exceso o incluso, produzca fiebre, deberás acudir al médico para recibir el tratamiento indicado.

¡Esperamos que estos consejos te resulten útiles cuando tengas algún problema con tus uñas!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR