¿Cómo lograr que tu hijo no se olvide del Raylex?

En verano lo normal es no parar, surcar carreteras, mares y cielos en busca del sol y pasar mucho más tiempo expuestos al sol y a la luna que bajo la tranquilidad de nuestro techo. ¿Y los niños? Los niños y adolescentes tampoco van a parar en todo el verano, y si es ésta la época decidida para que dejen de morderse las uñas, puede que sea complicado que tengan su Raylex siempre a mano, ¿no?

Como padres y madres, muchas veces nos desesperamos porque pensamos que nuestros hijos no nos escuchan, o prefieren ignorar lo que les decimos, pero no es así. Están rodeados de estímulos constantes, que pueden venir de la calle que les llama con un día soleado y divertidos planes al aire libre, hasta la misma pantalla de su Smartphone. No es que no hagan caso, es que se distraen con mucha facilidad, son niños y es lo normal.

Por eso, os proponemos una serie de consejos que pueden ayudaros a colocar su Raylex en las distintas etapas de día a día, que así no se olviden de darse ninguna de las pasadas y puedan disfrutar dentro de unas semanas de unas uñas sanas y enteras.

  1. Que se acuerde del Raylex desde primera hora. Si nada más despertar ya tiene a la vista el subrayador, tendremos mucho ganado para que no se olvide de pasárselo a primera hora. Una buena idea puede ser colocarlo encima de su móvil (si tiene); seguro que es una de las primeras cosas que hace al despertarse, es consultar el teléfono.
  2. Que no se olvide durante el día. Conoces de sobra su rutina, y puedes trazar más o menos su itinerario a lo largo del día por la casa. Si le colocas el subrayador o la caja, a modo de recordatorio, en esos sitios donde va a pasar un buen rato (cerca del sofá, en su escritorio, etc.), le ayudarás a recordar que se dé otra pasada.
  3. Cuando salga a la calle… Es verano, y posiblemente pase más horas en la calle que en casa. Raylex ofrece un formato muy práctico para transportarlo en todo tipo de circunstancias. Seguro que encuentras algún bolsillo en su ropa, riñonera o bolso donde pueda llevar el subrayador.
  4. Ayúdate de la App. La App Raylex ofrece recordatorios diarios de aplicación, además de consejos y un apoyo motivacional para dejar de morderse las uñas. Si instalas la app en el teléfono móvil de tu hijo o hija adolescente, estarás sumando un aliado impagable en el objeto con el que más horas pasa a diario.
  5. Vigila sus uñas. Por las noches, o por las mañanas, cuando te resulte más cómodo, echa vistazos a sus uñas de forma discreta para comprobar si han comenzado a crecer o si se las sigue mordiendo. Si ves que está comprometido con su reto, ganarás en tranquilidad; si por el contrario notas que sus uñas siguen mordisqueadas y le está costando abandonar el hábito, puedes tratar de hablar con él o ella, y juntos buscar posibles soluciones.

Ayuda a tu hijo o hija a dejar de morderse las uñas. Aunque puede que ahora no vea los beneficios, es algo que tarde o temprano te terminará agradeciendo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies