Hongos en las uñas: aliados del verano

Por 24 agosto, 2017Salud, Sin categoría

Probablemente cuando alguien nos habla de los hongos en las uñas nos imaginemos unas uñas amarillentas por culpa de una especie de ser vivo del reino animal. Pero va más lejos que todo eso ya que en verano el contagio y las infecciones son más habituales y molestos. Estos microorganismos pueden ocasionar micosis, una enfermedad de la piel y las uñas que puede debilitar sus tejidos.

Según afirma la doctora Zulema Matías Martín, del Colegio Oficial de Podólogos de Madrid, “hasta un 70% de la población ha sufrido hongos alguna vez en su vida” y la población más propensa a sufrirlos son entre los 20 a los 35 años.

Los síntomas más comunes de los hongos en las uñas es una coloración negra o amarillenta y cuando se encuentra muy afectada se descascarilla o cae. En cuanto al contagio se puede dar por tres mecanismos:

  • Contagio de persona a persona.
  • A través de animales.
  • A través del suelo.

En verano se reproducen de forma más rápida por el calor y la humedad, son el medio ideal. Por ello los especialistas recomiendan no andar descalzos por las piscinas, y utilizar chanclas en lugares como gimnasios o similares. Otras prevenciones para la infección por hongos en las uñas son:

  • Ducharse antes y después de entrar en piscinas, gimnasios, etc. Esto eliminará la mayor parte de los microorganismos de nuestra piel.
  • Tras los baños y duchas secarse bien es importante, sobre todo en los espacios entre los dedos y pliegues.
  • El exceso de sudor incrementa esta probabilidad de desarrollo.
  • Procura no intercambiar textil o calzado con otras personas.
  • La ropa de fibras naturales como el lino o el algodón favorecen la prevención de los hongos.
  • Como ya hemos mencionado, usa siempre chanclas o zapatillas de goma para aislar el pie de la humedad y del suelo, que es donde más proliferan los hongos.

Para entenderlo mejor con más información, diremos que estos pequeños seres vivos pueden permanecer durante meses en nuestro organismo en un estado vegetativo sin manifestarse, conviviendo con nosotros. Su hábitat es un sitio húmedo con temperaturas que oscilen entre los 20ºC y los 28ºC. Por tanto, no hay mejor remedio que la prevención.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies