Lección de anatomía ¿De qué se componen las uñas?

Por 25 Febrero, 2016Sin categoría

Durante meses hemos tratado de  destacar y poner en valor  las funciones que desempeñan nuestras uñas. Hemos detallado la importancia de mantenerlas en buen estado, hemos aprendido a cuidarlas a decorarlas e incluso, hemos tratado de aclarar ciertos mitos sobre ellas. ¡Nos hemos convertido en expertos!

Pero, ¿Sabemos exactamente de qué se componen nuestras uñas y cuáles son sus partes? En esta ocasión trataremos de conocer la anatomía, partes y composición de nuestras uñas.

La uña es una estructura convexa de piel localizada situada en la cara dorsal de la parte final de las falanges de pies y manos, la superficie de piel que cubren las uñas  se denomina lecho ungueal. En los  laterales  y en el nacimiento de la uña se encuentra un pliegue de piel conocido como el rodete ungueal. En cuanto al borde que se encuentra en  el nacimiento, se denomina raíz o matriz de la uña y,  la estrecha franja del pliegue de piel que termina en la base la uña se llama eponiquio, aunque la mayoría de las personas que se hacen la manicura lo conocerán como cutícula.

cienciainquieta.com

cienciainquieta.com

La parte contraria a la raíz, en la que finaliza el cuerpo ungueal es la parte que solemos cortar o limar para poder realizar tareas sin sacarnos un ojo en el intento. En caso de no cortarlas, las uñas pueden alcanzar una longitud considerable y resultarán molestas a no ser que, nuestra vocación sea la de guitarrista, en cuyo caso, la uña hará las veces de púa y obtendremos un sonido digno del maestro Paco de Lucía.

El ritmo de crecimiento de las uñas varía de una persona a otra. El promedio de crecimiento es de 0.1mm/día, es decir, las uñas de nuestras manos tardan entre 6 y 8 meses en volver a crecer completamente, cuatro veces más rápido de lo que crecen las uñas de nuestros pies. Todo ello depende de factores como la edad, la estación del año, la cantidad de calcio y los factores hereditarios.

Como todos sabemos las uñas son semitransparentes, el color rosado se debe al tejido de debajo, que está formado por vasos sanguíneos. Cuanto más nos aproximamos a la raíz, el color se convierte en blanquecino y tiene forma de media luna y se conoce como lúnula.

En lo que a su composición se refiere, Las uñas se forman principalmente por células muertas endurecidas que contienen queratina, una proteína fibrosa que nuestro cuerpo produce de manera natural.

Echar un ojo a nuestras uñas de vez en cuando resulta más importante de lo que creemos ya que, su aspecto es un indicador veraz de salud y  su examen  ha sido utilizado como herramienta de diagnóstico de diversas enfermedades.

Como si de una clase de Érase una vez el cuerpo humano se tratara, hemos aprendido de que se componen nuestras uñas. ¡Sigamos aprendiendo sobre esta misteriosa parte de nuestro cuerpo!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR