Manicura masculina en 6 pasos

Por 31 Marzo, 2017Belleza, Cuida tus manos

Ahora que has abandonado el poco saludable hábito de morderse las uñas con el sistema Raylex, vas a encontrarte con una problemática que desconocías ¡arreglarte las uñas!

Tradicionalmente, cuando nos hemos referido al cuidado de las uñas nos hemos limitado a dar consejos para que las chicas presumáis de uñas. Sin embargo, lucir unas uñas cuidadas es cosa de todos, ¡Atentos chicos! Vamos a daros una serie de consejos para que luzcáis uñas saludables y muy cuidadas.

Generalmente, la puesta a punto de las uñas suele realizarse al salir de la ducha, aprovechando que el agua reblandece las uñas y vuestras manos están impecables.

  1. En primer lugar, hay veces en las que la ducha no es suficiente para eliminar la porquería de las uñas y la piel circundante, por lo que podéis utilizar un cepillito para eliminar los últimos restos de suciedad.

El cepillo no nos servirá para la mugre de debajo de las uñas, para ello, necesitarás un palito de manicura o un palito de naranjo, te recomendamos que no uses el lado puntiagudo del palito para limpiar esta zona.

  1. Tras librar de toda suciedad nuestras manos es momento de volver a lavarlas con un poco de jabón que respete el pH y así no se te reseque la piel. Sécatelas bien y procedamos a recortar la longitud de nuestras capas ungueales.
  1. Usar una lima es la práctica más recomendable para no dañar las capas de queratina y no influir en su firmeza, sin embargo, es más que probable que utilices el tradicional cortaúñas para acelerar todo el proceso. En ese caso, asegúrate de usar un cortauñas de calidad. La opción más aconsejable es un cortaúñas de acero inoxidable. Córtalas en recto y en forma cuadrada, tratar de redondearlas con esta herramienta podría hacer que se encarnen. No las cortes demasiado si no dejarás el lecho ungueal desprotegido, lo que hará que sientas dolor al coger las cosas hasta que te vuelva a crecer y también lo dejarás desprotegido ante agresiones bacterianas.

  2. Aunque muchos soléis saltaros este paso, es recomendable que empujéis las cutículas de las uñas. La cutícula es esa delgada franja de piel muerta que crece en la parte inferior de la uña. Para eliminarla, empújala con precaución con palito de naranjo. ¡Atención! No las cortes, es muy posible que se infecten.
  1. Tras cortarlas las puntas serán cortantes y los bordes serán ásperos y desiguales. Utiliza un pulidor o una simple lima para que los bordes queden suaves y lisos.
  1. Una vez que nuestras uñas luzcan relucientes y brillantes es el momento de la hidratación. Masajea tus manos con crema hidratante con movimientos circulares y añade un poco de crema en cada uña. Además de hacer que estén suaves y la piel esté tersa, masajearlas ayudará a  mejorar la circulación de la sangre.

¡Mantener las uñas en buen estado no requiere gran esfuerzo! Presume de uñas bonitas pero sobre todo sanas con estos sencillos pasos y el aplicador Raylex para dejar de morderse las uñas

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR