Morderse las uñas preparando la Navidad

Por 13 diciembre, 2018Salud, Sin categoría

Navidad, Navidad, dulce Navidad…

Ya estamos pensando en los menús, planes y demás detalles, ¿no? Seguro que si te toca cocinar, encargarte de los regalos o buscar algún sitio para celebrar todos juntos estas fechas los nervios hacen que te lleves de nuevo la mano a la boca.

Quizás tengas la mano ahora en la boca o quizás estés sonriendo por recordar ese momento en el que te llevaste la mano a la boca, te hemos pillado. Pero está muy bien, ya eres consciente de hacerlo.

La onicofagia es el nombre oficial del hábito de morderse las uñas y es una de las consecuencias de los nervios, angustia o estrés. Pero bueno, que sabemos lo que es; vamos a ver consejos que pueden ayudarnos a sobrellevar estos nervios. ¿Os parece bien?

Ya hemos hecho el ejercicio de autocrítica, sabemos que lo hacemos. Ahora tenemos que saber cuándo lo hacemos: detectar esos momentos y tratar de recordar a Raylex cada vez que nos llevemos la mano a la boca. ¿Cómo recordarlo? Si tenemos la cabeza a mil cosas es normal que no nos demos cuenta o no recordemos que tenemos que concienciarnos de ello. Para eso podemos echar mano a Raylex, al tener un formato de rotulador se nos hará súper fácil utilizarlo y guardarlo.

Otro truco puede ser tratar de enseñar a nuestra cabeza a estar tranquila, a que los nervios no la superen: dejar la mente tranquila, en blanco, pensar en otras cosas, respiraciones para la relajación… Estas respiraciones se tratan de tomar aire por la nariz, mantenerlo en los pulmones unos segundos y expulsarlo muy suavemente, podemos contar hasta 5 lentamente en cada fase. Al principio puede que contar hasta 5 se te haga largo, pero no te preocupes poco a poco tu capacidad pulmonar irá mejorando y necesitarás contar un poquito más.

Con estos dos consejos esperamos que las Navidades sean sólo bonitos encuentros y ricas comilonas, pero no comilonas de uñas. ¡Disfrutad!