No esperes, ¡deja de morderte las uñas!

Por 28 Septiembre, 2017Cuida tus manos, Sin categoría

Morderse las uñas, o la onicofagia, es una manía o mal que padece una gran parte de la sociedad. El problema es que además de tener consecuencias estéticas, también las tiene para la salud, sobre todo a largo plazo. Generalmente se da en la infancia y en el mundo masculino y suele ser por motivos como: nervios, problemas internos o externos… ¿Te muerdes las uñas? Desde Raylex queremos exponer las cinco razones principales, algunas de ellas desarrolladas por los investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas A&M, por las que deberías dejar de mordertelas.

En primer lugar expertos del mundo sanitario hacen hincapié en que morderse las uñas puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades como: resfriados, paroniquia (o uñazo, enfermedad que se trata de una inflamación de la piel de la zona inferior de la uña)… Además, las manos son una de las principales fuentes de bacterias de nuestro cuerpo, el simple hecho de llevarnos un dedo a la boca puede provocar enfermedades en nuestro sistema digestivo, respiratorio, entre otros. Otra de las enfermedades que puede causarnos la onicofagia es la del Virus del Papiloma Humano, desarrollar verrugas en las manos. El hecho de tener los dedos continuamente en la boca puede hacer que estas verrugas se extiendan a otros lugares de la mano, o incluso al interior del organismo.

Por otro lado puede provocar problemas de salud bucodental. Estar mordiendo continuamente y haciendo presión sobre los dientes puede desplazarnos la dentadura, debilitarla o romperla, e incluso dañar el esmalte. En ocasiones, la onicofagia, puede infectar o irritar las encías provocando mal aliento.

Además queda claro el problema estético, los dedos y la piel cercana a la uña se llenan de padrastros, heridas abiertas y uñas encarnadas. Este problema deriva en la cuarta razón por la que deberías dejar de morderte las uñas: las infecciones. Estas heridas o las propias uñas, pueden infectarse y causar enfermedades como la paroniquia, anteriormente nombrada. Si la infección es bacteriana pueden salir ampollas o pus, si no puede darse un enrojecimiento o hinchazón del área que rodea la uña.

Por último, y la menos común, sería el riesgo a una intoxicación. Resulta que los esmaltes o geles de uñas contienen unas toxinas que si te las pintas y después te las muerdes te pones en riesgo de intoxicarte con esta sustancia.

Para evitar que todo esto pueda ocurrir deja de morderte las uñas. Para ello puedes tomar como aliado a Raylex, que favorece el crecimiento saludable de las uñas gracias a la vitamina B8.

¡No esperes!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies