Onicofagia un hábito nervioso que eliminar de tu vida

Por 2 Febrero, 2017Cuida tus manos, Salud

Crujir los nudillos, morderse el labio, comerse las uñas o mover las extremidades sin control son gestos o hábitos que repetimos cada vez que nos sentimos nerviosos o alterados. El origen de este tipo de hábitos nerviosos puede ser diverso y, generalmente parten de conductas totalmente normales. Muchas personas creen haber comenzado a realizar dicho gesto imitando a algún familiar, por un problema médico ya corregido, por falta de conciencia de estar realizando ese movimiento o por simples impulsos que en principio no suponen ningún peligro.

La  frecuencia de estos tics suelen ir aumentando a lo largo del tiempo entrelazándose con otras conductas comunes, por lo que la persona va interiorizando y automatizando la costumbre y no percibe sus consecuencias negativas. Además, en momentos de mayor ansiedad o episodios de cansancio físico suelen aumentar el número de repeticiones.

Las personas con hábitos nerviosos como morderse las uñas no suelen sentirse cómodas,  les avergüenza el estado de sus uñas y tratan de esconderlas inconscientemente para que nadie las vea, incluso pueden llegar a  tener la sensación de que su pequeño problema les diferencia y aleja del resto del mundo.

Para comenzar a superar estos hábitos y borrarlos de tu día a día es importante identificar los momentos en los que se realiza, cuándo aumentan las repeticiones y así poder crear conciencia sobre el trastorno que padecemos y buscar las armas necesarias para enfrentarnos a él. Una vez identificados esos momentos en los que te llevas uñas a la boca para darte un festín de queratina y células muertas (principal ingrediente en la composición de nuestras uñas) hay que recordar que se trata de un hábito perjudicial para nuestra salud.

Una buena manera de olvidarse de este tipo de prácticas es encontrar actividades alternativas en las que canalizar nuestra ansiedad y liberar nuestra mente por lo que es recomendable realizar ejercicio físico que ayude a liberar tensiones y disminuir las veces que nos llevamos las manos a la boca.

Por último, podemos echar mano de productos farmacéuticos que nos ayuden a inhibir el irrefrenable deseo de morderse las uñas. El novedoso método Raylex es una opción a considerar ya que aunque se trate de un aplicador de sabor amargo la funcionalidad de su formato rotulador y su facilidad de aplicación lo convierte en un compañero de viaje durante el arduo proceso de dejar de morderse las uñas.

Para trabajar la motivación que requerimos para afrontar este nuevo reto y no caer en la tentación de mordernos las uñas podemos descargar la app gratuita de Raylex que te recordará cuando debes aplicarte el producto y te dará consejos para realizar otras actividades, por no hablar de las marranadas que te quitarán las ganas de llevarte las manos a la boca de un plumazo. ¡Descárgala y descubre sus virtudes!

¡Planta cara a los hábitos nerviosos y deja de morderte las uñas con el método Raylex!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR