Raylex, ¿qué beneficios nos ofrece el formato “rotu”?

Por 12 Noviembre, 2015Cuida tus manos, infantil, Raylex, Salud

Raylex, ¿qué beneficios nos ofrece el formato “rotu”?

Raylex rotu

Todos los días utilizamos decenas de utensilios para realizar nuestras labores diarias: productos cosméticos,  alimenticios, material de oficina, etc. Todos estos productos están diseñados para que su modo de empleo sea sencillo, de manera que resulte cómodo usarlos e incluso transportarlos.

El método de aplicación de cada producto puede ser un factor a tener en consideración a la hora de elegir, ya que la funcionalidad es un valor en alza. Por ello, cada vez más productos tratan de resultar prácticos, facilitando al consumidor su utilización.

Un ejemplo claro de un producto poco práctico podrían ser aquellos engorrosos correctores líquidos que todos hemos utilizado en el colegio o en la oficina. ¿Los recuerdas? Con sus recipientes redondos siempre pegajosos, y con una brocha que ocupaba mayor superficie que la queríamos corregir y cada vez que se aplicaba emborronaba las hojas de papel; sin embargo, era nuestra única opción si no queríamos tener que  volver  a empezar todo desde el principio.

Aquellos correctores que apenas cabían en los estuches, podían derramarse fácilmente, manchando nuestras manos y prendas y podía causar verdaderos estropicios dentro de la mochila o maletín. Con el paso del tiempo, se fueron popularizando alternativas a estos correctores en formato rotu o formato cinta, lo que supuso una importante ventaja a la hora de utilizarlos.

rotulador raylexEn este mismo sentido, el  aplicador Raylex está diseñado para que su empleo resulte fácil y cómodo. Su pequeño tamaño favorece su traslado, ya que puede introducirse en neceseres o estuches o incluso, en los bolsillos y así, tenerlo a mano en cualquier momento.

Su método de aplicación en formato rotulador permite que Raylex penetre en la uña de manera precisa, limpia y eficaz dejando que por un lado, se libere su amargo sabor y por otro, la biotina o vitamina H penetre  en las uñas y las nutra, mejorando su aspecto y favoreciendo su crecimiento.

Por último, para evitar que se derrame y nos manche se debe abrir de manera adecuada, es decir, se debe sujetar el aplicador con ambas manos,  una a la altura del aplicador y la otra a la altura de la tapa. Tirando de la tapa con firmeza, ya tenemos Raylex listo para usar.

¿No os parece todo un ejemplo de ergonomía y practicidad?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR