¿Para qué sirven las uñas?

Por 20 Abril, 2017Raylex

El cuerpo humano está compuesto por diversas piezas que al encajar nos permite realizar las funcionas propias del ser humano. Aunque parezca que algunos fragmentos sobran, cada parte cumple con su cometido. Sin embargo, ¿conocemos cuáles son esas funciones?

Las uñas son una de esas partes del cuerpo que a priori parecen prescindibles, pero en realidad nos pueden sacar de muchísimos apuros que apenas somos capaces de percibir; es más, solo suele advertirse su presencia cuando se acerca el momento de cortarlas. Si alguien experimentara y cubriera las uñas o las cortara de forma que no hubiera relieve entre la piel y la uña, el día a día se le haría más difícil, ya que su capacidad de agarrar cosas con la mano disminuiría notablemente.

La principal función de la capa ungueal consiste en proteger las yemas de los dedos de pies y manos, para el grueso de los vivientes, en cambio, su función pragmática más evidente consiste en poder rascarnos cuando nos pica una parte del cuerpo.

Debemos tener en cuenta además que la uña, el tejido que la acompaña y la yema de los dedos forman el órgano táctil y el órgano prensil, convirtiéndose así en un recurso emocional, ya que permite realizar actividades tales como el cosquilleo.

Si no nos crecieran las uñas, el talento musical también se vería diezmado,  ya que no se podrían  tocar algunos instrumentos de cuerda como la guitarra; si bien las púas pudieran sustituirlas, la diferencia de sonido sería abismal.

Por otro lado, ¿qué sería de todos aquellos nudos que hemos conseguido desatar? En infinidad de ocasiones hemos recurrido a alguien que tuviera las uñas largas y fuertes para deshacerlos. Por lo tanto, mantener las uñas en buen estado es más importante de lo que al principio creíamos.

Las uñas son un espejo de nuestro estado de salud. El estado y color de las uñas, puede servir para diagnosticar muchos tipos de dolencia, debido a la gran vascularización que existe en el lecho epidérmico y a sus características transparentes.

Una uña sana tiene una forma ovalada, es lisa y tiene un color parcialmente rosado. Durante la infancia son flexibles, transparentes y de superficie lisa y convexa. En los adultos, sin embargo, se vuelven duras y resistentes,  en esta etapa la lúnula (media luna de color blanco que se encuentra más cercana a la raíz) es más apreciable. Por último, en edades avanzadas la uña ya pierde brillo, se vuelve opaca y frágil.

Por todo lo anteriormente citado, el cuidado de las uñas no debe tomarse a la ligera. Nuestra higiene y cuidados deben ser los adecuados para que nuestras uñas crezcan sanas y fuertes. En este sentido, Raylex es un producto muy interesante puesto que, además de ayudarte a dejar de morderte las uñas, penetra y nutre en el tejido favoreciendo su crecimiento y firmeza.

¡No lo dudes! Comienza a cuidar de tus uñas y así, podrás entender y conocer para qué nos sirven y lo mucho que nos ayudan en nuestro día a día.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR